viernes, 30 de diciembre de 2011

"Pan de molde casero y FELIZ AÑO NUEVO"



Para mi esta es la mejor forma de acabar el año y de desearos lo mejor para el año próximo. Cuando acabé de hacerlo sentí eso que llamo "orgullo panadero", es una sensación difícil de explicar en la que se mezcla el alegrón que da que tu pan parezca pan y la pregunta siempre presente en el aire ¿como ha podido salir esto de mi horno?

Pues a lo que vamos, es un pan fácil, creedme, porque por ahí anda algún/a incrédulo/a que me dice "sí, tú dices que todo es fácil pero no te creo!!!!" ¡¡¡Seres de poca fe!!! Si yo lo hago lo hacéis todos, pero hay que intentarlo.

La base de este pan es la receta de Richard Bertinet pero he cambiado algunas  cantidades e ingredientes porque me convencían más.

Ingredientes

  • 10 gr. de mantequilla
  • 15 gr. de levadura fresca de panadero
  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 250 gr. de agua
  • 50 gr. de leche
  • 1/2 cucharada de postre de sal
  • 1 cucharada de postre de leche en polvo (opcional)

Elaboración

Primero pesamos y preparamos todos los ingredientes.

Ponemos la harina en un recipiente y deshacemos la levadura, echamos la mantequilla, la sal, la leche (le diluimos la leche en polvo), y el agua poco a poco.

Amasamos con las manos, esta vez con el método de Bertinet, os pongo el enlace de un chico que borda el amasado pero no hace falta ser tan bruto porque yo le he quitado algo de agua para que el amasado sea mas breve.


video


Cuando la masa esté suave la metemos en un recipiente, la tapamos con un paño húmedo y la dejamos en reposo durante 1 hora.

Pasado este tiempo ponemos la masa sobre la encimera y la vamos doblando sobre ella misma para darle fuerza a nuestro pan.

A la vez le vamos dando forma alargada y la introducimos en el molde alargado (previamente untado con mantequilla), yo utilicé uno de 30 cm y salió un pan grande pero se pueden utilizar dos de 20 cm y salen un par de panes perfectos.

Cuando tengamos el pan en el molde tapamos de nuevo y dejamos que la masa fermente durante 1-1,5 horas, según veamos si va doblando su volumen.



Precalentamos el horno a 250º.

Cuando haya reposado la masa pincelamos por encima con leche y lo metemos en el horno a 170º durante 25 minutos.

Desmoldamos, esperamos que se enfríe y podemos empezar a cortarlo sin problemas.

He probado a congelarlo y sigue manteniendo el mismo sabor y aroma.

Esta es la mejor manera que tengo de deciros que os deseo lo mejor para el año próximo, que disfrutéis de las cosas sencillas, que cuidéis a los que tenéis cerca y que luchéis por todo aquello con lo que soñáis.









viernes, 23 de diciembre de 2011

"Mantecados y FELIZ NAVIDAD"

Los días pasan como locos y el tiempo sigue su curso a una velocidad que a veces da miedo pero es hermoso recibir de nuevo otra Navidad, sobre todo para poder ver las caritas risueñas e ilusionadas de los pequeños de la casa. En la nuestra se vive con intensidad, no hay preocupación ni obstáculo que nos impida mirar estas fechas desde los ojos limpios y dulces de los niños.

Además para nosotros esta Navidad es aún más especial porque esperamos, como si de nuestro Niño Jesús se tratara, la llegada de nuestra pequeña Lola, mi sobrina. 

Así que esta receta es para darle esa BIENVENIDA a esta pequeña que se acerca.




Ingredientes

  • 250 gr. de manteca de cerdo
  • 120 gr. de azúcar moreno
  • 100 gr. de azúcar blanco
  • 1/2 cucharada de postre de canela
  • 50 gr. de coco rallado
  • 50 gr. de semillas de sésamo tostadas
  • 3 huevos (uno de ellos para pincelar los mantecados antes de meterlos al horno)


Elaboración


Derretimos la manteca para poder trabajar con ella, ya sabéis, en la opcion descongelar y pendientes de que no se caliente, solo que se vuelva manejable.

Batimos 2 huevos y le añadimos el azúcar, añadimos la canela, después la manteca. Y por último tamizamos sobre la mezcla la harina para darle un poquito de aire. 

Veréis que la masa es manejable y se puede trabajar con ella.

La ponemos en un cuenco o bol y la tapamos con papel transparente, y la metemos en el frigorífico para que repose durante 30 minutos.

Cuando haya pasado este tiempo colocamos la masa sobre la encimera y le pasamos el rodillo, dejándole un volumen a la mezcla de 1,5-2 centímetros. 

A mi me han salido menos gruesos pero esto v a gusto vuestro.

Ahora con un cortapastas redondo (yo compré un lote en el que vienen un montón y calculé cual era el tamaño más conveniente), empezamos a recortar nuestros mantecados y a colocarlos en la bandeja del horno al que le habremos puesto papel vegetal.

Batimos el huevo que nos quedaba y pintamos los mantecados de manera generosa. Yo les eché el coco rallado a unos pocos, a otros pocos las semillas de sésamo y otros cuantos los dejé solo con el huevo.

Precalentamos el horno y cuando haya alcanzado la temperatura la bajamos a 180º y metemos las mantecados para que se horneen durante 15 minutos.

Cuando estén terminados los sacamos y los dejamos que se enfríen.

Los podemos envolver el papel de seda si queremos regalarlos a alguien, o directamente colocarlos en una bandeja para que todo el que llegue a casa los disfrute. 

Os deseo una dulces y familiares fiestas, volved a ser niños, con la mirada limpia y llena de ilusión. Recuperad el brillo en los ojos y la emoción en el corazón. Recordad a los que no nos acompañan, por los motivos que sean, y abrazad a los que tenéis cerca. 


Y sobre todo, y lo más importante, no penséis en los kilos de más, jaja!!!!


sábado, 17 de diciembre de 2011

"Galletas de mandarina y limón"


Había prometido que no iba a poner más recetas de galletas pero es que están tan buenas y son tan fáciles que no me he podido resistir a la tentación.


De todas las recetas de galletas de este blog son las más sencillas y agradecidas.

Ingredientes (35 unidades aproximadamente)

  • 125 gr. de mantequilla sin sal
  • 60 gr. de azúcar moreno
  • 50 gr. de azúcar blanca
  • 1 huevo
  • 200 gr. de harina
  • 1 cucharada de postre de levadura química
  • 1 limón
  • 1 mandarina
  • 1 pizca de sal

Elaboración

En primer lugar hacemos pomada la mantequilla (la ponemos un ratito en el microondas en la opción de descongelar, con cuidado de que no se caliente demasiado). Añadimos a la mantequilla el azúcar y cuando esté cremosa añadimos el huevo y seguimos batiendo hasta volver a dar cremosidad a la mezcla.

Mezclamos los ingredientes sólidos, harina, levadura y una pizca de sal. Añadimos a esta mezcla la ralladura del limón y la mandarina.

Ahora añadimos esta mezcla a la mezcla anterior de la mantequilla, azúcar y huevo.

Mezclamos bien y añadimos 2 cucharadas soperas de zumo de mandarina.

Dejamos reposar la mezcla protegida por papel film en el frigorífico durante 30 minutos. 

Precalentamos el horno a 200º y cubrimos la bandeja del horno con papel vegetal.

Empezamos a formar bolitas con la masa que colocaremos en la bandeja y vamos aplastando con los dedos. Veréis que es sencillo y que cuando suban se quedaran todas igual de bonitas.

Las horneamos durante 10-12 minutos a 180º.

Cuando estén horneadas las dejamos enfriar y espolvoreamos azúcar glas, con la ayuda de un colador para que queden mejor.

También hice otra versión chocolateada con los siguientes ingredientes:

  • 125 gr. de mantequilla sin sal
  • 60 gr. de azúcar moreno
  • 50 gr. de azúcar blanca
  • 1 huevo
  • 100 gr. de harina de trigo
  • 60 gr. de harina integral de centeno
  • 40 gr. de cacao puro
  • 1 cucharada de postre de levadura química
  • 1 limón
  • 1 pizca de sal
Como veis he cambiado parte de la harina de trigo por harina integral y por cacao puro entonces salen auténticas galletas de chocolate. 

Estas galletas, tanto unas como otras, son más blandas que otros tipos de galletas.


Probad a hacerlas y contadme que tal.

Besos navideños.



martes, 22 de noviembre de 2011

"Brownie con frambuesas y helado casero de vainilla"






Hoy hace un año que empezaba a "navegar" este proyecto, este "cutre blog", esta afición, estas ganas de aprender sobre cocina y sobre todo compartir lo poco que sé.

Dicen que "cocinar es un acto de amor" y estoy totalmente de acuerdo. Para mi es delicioso ver como los que me rodean, pequeños piratas o grandes seres, disfrutan de cada plato, de cada propuesta. Lo que ellos no saben es que son mis cobayas y que gracias a su disfrute yo puedo evaluar el esfuerzo que hago y el interés que pongo en cada receta.

Hoy es un día que me apetece celebrar pero sobre todo quiero felicitaros a vosotros, a los que me conocéis y a los que no, pero que me animáis con vuestras palabras o con vuestras visitas a continuar aprendiendo y a seguir disfrutando de los momentos excelsos que nos brinda reunirnos alrededor de cualquier plato.

Seguid disfrutando de los momentos compartidos, de los momentos solitarios y de cada instante que nos ofrece el solo hecho de estar vivos y seguid reflejando en vuestras recetas lo mucho que queréis ofrecer a los que os rodean.

También un recuerdo especial al blog que me animó a crear esta ventana, el blog de Su, webos fritos.

Ingredientes Brownie:
  • 200 gr. de chocolate para fundir
  • 100 gr. de mantequilla
  • 80 gr. de azúcar moreno
  • 3 huevos 
  • 75 gr. de harina
  • 80 gr. de avellanas tostada y nueces peladas
  • 1 cucharada de levadura quimica
  • 40 gr. de frambuesas

Preparación Brownie:

En un bol ponemos la mantequilla y el chocolate troceado y lo derretimos en el microondas con cuidado de que no hierva porque si lo hace se quemará.

En otro recipiente ponemos los huevos y el azúcar y procuramos batirlos bien. Añadimos el chocolate y la mantequilla. Y batimos hasta que esté todo bien mezclado.

Tamizamos sobre esta mezcla la harina y la levadura. Y seguimos mezclando para integrar todos los ingredientes. Añadimos los frutos secos y las frambuesas y batimos los justo para mezclar y que  las frambuesas no se deshagan.



Precalentamos el horno a 180º. Preparamos un molde cuadrado o rectangular y el tamaño va a depender del grosor que queramos para nuestro brownie. Untamos de mantequilla el molde y vertemos la mezcla; alisamos con una lengua de gato (espátula de silicona). 


Bajamos un poco la temperatura, 170º, y horneamos durante 25-30 minutos. No os paséis de tiempo porque entonces se pondrá ahogadizo.

Desmoldar y dejar que se enfríe. Lo que sobre se puede guardar en e frigorífico envuelto en papel de aluminio.

Para servir, cortar porciones rectangulares o cuadradas, calentar unos segundos en el microondas, este postre se sirve templado,, y ponerle encima un poco de azúcar glass.

Y acompañadlo con un delicioso helado casero de vainilla que os paso a explicar.

Ingredientes helado casero de vainilla:


  • 150 ml. de leche entera
  • 150 ml. de nata de montar
  • 4 yemas de huevo
  • 110 gr. de azucar
  • 300 ml. de nata de montar
  • 1 pizca de sal
  • 1 vaina de vainilla
  • 30 gr. de azúcar

Ponemos en un cazo la leche, los 150 ml. de nata y la vaina de vainilla, abierta y troceada. Lo calentamos pero no lo llevamos a ebullición. Solo que se vaya calentado y que la vainilla vaya soltando el aroma y el sabor.

En un recipiente aparte ponemos las yemas y el azúcar y batimos durante un rato.

Vertemos los ingredientes del cazo sobre la mezcla de yemas y azúcar. Lo ponemos de nuevo en el cazo y volvemos a calentar, sin que hierva hasta que se forma una crema.

Cuando haya espesado pasamos a un bol grande, preferiblemente de aluminio, y añadimos los 300 gr. de nata que quedan, los 30 gr. de azúcar y la pizca de sal.

Tapamos el recipiente con film transparente y lo metemos en el frigorífico hasta que se enfríe.

Cuando se haya enfriado lo pasamos a la nevera.

Y ahora empieza la parte emocionante, remover cada 45 minutos para que se rompan los cristales que se van formando y que nuestro helado quede cremoso y mucho más rico y sano que cualquiera que podamos comprar.



Y aquí tenéis al pequeño ser más agradecido de la tierra!!

Lo dicho, GRACIAS!!!!!








lunes, 14 de noviembre de 2011

"Muffins de calabaza"


Nunca pensé que hacer unos muffins sería tan sencillo y daría lugar a tantas sonrisas y caras de satisfacción, ¡si lo sé los hago antes!!!

Hacia mucho tiempo que miraba y remiraba las recetas de otros blogs, o libros de cocina y me atraían inevitablemente las ganas de hacer este postre o dulce o lo que sea.

Las posibilidades son infinitas y es algo tan sencillo (sí, es fácil, y aunque hay quien no me crea, solo necesita dedicarle un tiempo, un rato, unos momentos que cambiamos el sofá por la cocina ) y os aseguro que merece la pena. Os pongo a prueba.

Esta receta hubiera sido más adecuada hace unas semanas, para festejar Halloween, pero he llegado un poco tarde, el año próximo andaré más despabilada.

Pero vamos a lo que vamos, a nuestros muffins!!!


Ingredientes:

  • 330 gr. de crema de calabaza
  • 375 gr. de harina
  • 10 gr. de levadura química
  • 1 gr de canela molida
  • 50 ml. de aceite de girasol
  • 100 gr. de azúcar blanco
  • 120 gr. de azúcar moreno
  • Una pizca de slal
  • 3 huevos
  • 75 gr de leche
Preparación

Cocemos la calabaza, yo la puse durante 5 minutos en la olla rápida y después la aplasté con un tenedor. La reservamos hasta que se enfríe.

En un cuenco mezclamos todos los ingredientes sólidos, harina, levadura, canela y sal; las tamizaremos para darle aire a nuestra masa.

En otro recipiente mezclamos el puré, el azúcar, los huevos, la leche y el aceite.


Batimos todos los ingredientes con las varillas de la batidora durante un buen rato para el la masa se aligere.

Preparamos nuestros moldes, ya os enseñé que compré un molde estupendo para que las cápsulas de los muffins no se abran y queden bien bonitos. 

Rellenamos las cápsulas casi hasta arriba porque este postre sube bastante menos.

Habremos precalentado el horno, y colocamos nuestros muffins a 170º durante 20-25 minutos. Es suficiente que les dejemos dorarse un poco.

Os váis a sorprender del sabor, de la contundencia de este postre, de la esponjosidad y veréis que delicia. Cuando estén horneados los dejamos enfriar sobre una rejilla y sin paso de aire.

Probad y disfrutad!!!



domingo, 30 de octubre de 2011

"Lomo de orza"




Hay algo más "de toda la vida" que el lomo de orza? Buenísimo y sobre todo facilísimo, ahora que vienen estas fechas en las que siempre aparece por casa alguien con ganas de una cervecita o un buen vino es un aperitivo excelente. 

Imagino que muchos lo sabréis pero para los que no os cuento el origen del lomo de orza. Muchas provincias se rifan el honor de ser las creadoras de este plato, Jaén y Granada sobre todo. 

Nuestros antepasados no contaban con el elevado número de "ayudantes" con los que contamos ahora por lo que la conservación de los alimentos era un tema pendiente. De ahí surge, después de la matanza, propia del mes de noviembre, era preciso conservar la mayor parte de los productos que se obtenían y elaboraban del cerdo, ya que debían de durar todo el año hasta la siguiente matanza por lo que se maceraba el lomo del cerdo con diversas especias, de esa manera, adquiría un sabor y aroma increíbles, después se introducía en una orza de barro dejándolo enfriar la elaboración, el aceite se solidificaba y esta orza se conservaba en un lugar fresco, seco y sin apenas luz para su mejor conservación.


Ingredientes:

  • 1 pieza de cinta de lomo fresca, que pese entre aprox. 1 kg.
  • 2 cucharadas de orégano
  • 2 cucharadas de pimentón
  • 3-4 hojas de laurel
  • Clavo (4-5)
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 pimiento choricero
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de vinagre
  • Aceite
  • Sal


Limpiamos la poca grasa que pueda tener el lomo y lo cortamos de manera horizontal (con este corte quedan dos mitades, superior e inferior) y sagital (con este corte quedan dos mitades, izquierda y derecha), no sé como explicarlo mejor, sorry!!!

El resultado ha de ser cuatro tiras de lomo.

Hacemos un majado con los ajos y la sal, y añadimos el resto de las especias, y el vinagre y el vino blanco.

Buscamos un recipiente que se pueda tapar y ponemos el lomo y el preparado anterior. Procuramos que quede bien cubierto el lomo. Lo dejamos macerar el el frigorífico durante 24 horas. Se puede ir dando la vuelta de vez en cuando a las piezas de lomo durante este tiempo.

Cuando haya pasado este tiempo colamos el lomo y lo freímos en abundante aceite de oliva a fuego mediano para que se vaya haciendo bien por dentro.

Conservamos el lomo en un recipiente, añadiéndole el aceite que hemos usado para freírlo, en el frigorífico.


Y ahora a disfrutarlo con un pan recién hecho y sobre todo, que no falte un buen vinito!!!!

domingo, 16 de octubre de 2011

"Pan rústico aromático"





Y con él queda inaugurada la temporada panadera!!!! Y no sabéis la alegría que me da que otra vez huela la casa a pan caliente y recién hecho, es uno de los muchos pequeños placeres de los que está llena la vida.

Y que mejor día para celebrarlo que hoy, 16 de octubre, DÍA MUNDIAL DEL PAN. Un bien precioso, infravalorado e inalcanzable para millones de habitantes en nuestro planeta.




Bake Bread for World Bread Day 2011



Las cosas sencillas pasan  por delante de nuestros ojos todos los días y nosotros ni caso, y mirad si el pan es de las pequeñas cosas que hasta el peque de mi casa hizo el otro día pan en el cole, tiene cuatro años, para aprender la palabra PAN.

Esta receta nos acerca al otoño, a los quesos cremosos, picantes, suaves, fuertes, añejos, tiernos,...valen todos, y un buen vino, of course!!!!. Digo queso porque el contraste entre las especias del pan y este lácteo es una verdadera explosión de sabor que os aseguro no esperas que pueda venir del pan.





Ingredientes:
  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 8 gr. de sal
  • 5 gr. de levadura fresca
  • 310 ml. de agua
  • 200 gr. de masa madre (se puede prescindir de ella pero incorporarla supone aumentar todos los sabores)
  • Una pizca de nuez moscada
  • Una pizca de canela
  • Una pizca de ralladura de limón y naranja

En un recipiente pequeño mezclamos las especias y la ralladura de la naranja y el limón y reservamos.

Echamos en un recipiente la harina, la masa madre, disolvemos la levadura en un poquito de agua, y también la echamos, añadimos la sal, y el agua id añadiéndola poco a poco, por si sobra, ya que hay harinas que admiten menos agua que otras. 

Mezclamos bien todos los ingredientes y añadimos las especias que hemos reservado.


Comenzamos el amasado. Ponemos nuestra masa sobre la zona de trabajo y amasamos , dejamos reposar durante 10 minutos cubierta con un paño de algodón húmedo, repetimos el mismo proceso de amasado-reposo durante 3-4 veces.

Veréis como la masa se hace más suave, más homogénea, más moldeable.

Y ahora dejamos que la masa repose en un recipiente cubierto con un paño durante 1 hora.

Pasado ese tiempo dividimos la masa en cuatro porciones, 250 gr. cada una, volvemos a cubrir con un paño y dejamos reposar 15 minutos.

Y ahora le damos forma a nuestros panes, redondos, o más alargados, cubrimos de nuevo y dejamos que fermente durante 2 horas.

Precalentamos el horno a 240º y al meter nuestros panes (les espolvoreamos harina por encima antes de meterlos) bajamos la fuerza 170º, y dejamos hornear durante 35-40 minutos. Ya sabéis que cada horno es un mundo, el mio es un titán, así que vigilad que tal va; de todos modos no váis a poder evitar asomaros varias veces.

Pasado el tiempo de horneado sacamos el pan y lo dejamos enfriar en una rejilla y lejos de corrientes de aire.


Feliz día del PAN y ojalá que a nadie le falte cada día!.

jueves, 6 de octubre de 2011

"Galletas de purpurina o galletas de limón y nuez moscada"

Lo de galletas de purpurina es el nombre que les ha puesto el peque de la casa, aficionado al buen yantar y agradecido como nadie.  El azúcar que les queda por encima le da ese aspecto.

Son muy fáciles de hacer y tienen un toque a limón que las hace un pelín diferentes. De todos modos creo que con estas galletas cierro por un tiempo estas recetas galleteras a no ser que encuentre una receta que me entre por los ojos.



La receta la encontré en el blog de Silvia, yo le he hecho algunos cambios porque me encanta el limón, y le he añadido un poquito de levadura química para que no quedarán demasiado duras y recias.


Ingredientes:

  • 150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gr. de azúcar
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de nuez moscada
  • Ralladura de 1 limón
  • 2 yemas de huevo
  • 250 gr. de harina
  • 1 cucharada de postre de levadura química
  • Azúcar para el rebozado
mezclamos la mantequilla con el azúcar, la mantequilla o bien la dejáis a temperatura ambiente o un rato en la opción de descongelar del microondas.

Agregamos la ralladura de un limón, enterito, la sal, la nuez moscada y una yema de huevo.

Y por último añadimos la harina, mejor tamizada.

Ahora hacemos un rollo de 4 cm de grosor, no más que luego salen enormes, y lo envolvemos en papel transparente.

Dejamos la masa reposar en la nevera, como mínimo 2 horas pero yo lo deje la tarde entera porque las hice por la noche.

Precalentamos el horno a 200º y mientras batimos la otra yema. untamos el rollo en esta yema y después lo rebozaremos en azúcar.

Ahora cortamos el rollo en rodajitas pero y volvemos a rebozar en azúcar.

Colocamos las piezas en la bandeja con el papel de horno, bajamos el horno a 170-180º y las dejamos hornear durante 15 minutos.

Quedan más bonitas si quedan poco tostadas, además rápidamente los bordes adquieren un bonito color dorado. Las dejamos enfriar en la rejilla y a disfrutarlas.

Veréis que aroma tan agradable le queda a toda la casa. 



miércoles, 28 de septiembre de 2011

"Meravigliosa creatura: la pizza"





Entono el "mea culpa", no soy una fanática de la comida italiana, lo siento, me disculpo, sé que soy "rara, rara, rara", esto no quiere decir que no coma pasta y pizza, si, pero que no me vuelve loca, pero eso no quiere decir que la prepare con todo el gusto y el placer del mundo, ein!!!!!!

Mi Jack Sparrow casero es en esto en lo único que no se parece a mi porque es un enamorado de la pasta y la pizza así que tras su insistencia decidí investigar para poder hacer una masa de pizza que realmente mereciera la pena y os aseguro que el resultado fue espectacular y oh, sorpresa!!!! me comí una pizza fea de grande, jajaja!!!!!

Ingredientes:
  • 200 gr. de agua
  • 300 gr. de harina (que sea harina de fuerza, importante, como siempre, que sea de calidad)
  • 3/4 de sobre de levadura seca de panaderia (ó 15 gr. de levadura fresca)
  • 15 gr. de aceite de oliva (equivalente, un par de cucharadas soperas)
Y ahora comienza el misterio, mezclamos los ingredientes, hemos de procurar que el agua esté a temperatura ambiente o templada.

Removemos bien hasta que los ingredientes estén bien integrados.

Y comenzamos con la parte más bonita, trabajar y trabajar la masa, para ello estiramos y aplastamos con la mano, doblamos la masa por la mitad y presionamos con la base de las dos manos. Repetimos el proceso de forma continuada durante 5 minutos.

Para facilitarnos la tarea espolvoreamos un poco con harina nuestra zona de de trabajo pero sin pasarnos para que la masa no se endurezca.

Ponemos la masa en un cuenco amplio, con un poquito de aceite. Cubrimos con film transparente y dejamos fermentar en un sitio cálido durante 30-40 minutos y llega el prodigio, nuestra masa ha crecido y crecido, está suave, huele bien y promete!!!!

Cortamos la masa en las porciones que queramos y amasamos con el rodillo, tened en cuenta que crecerá en el horno. Yo hice una pequeña para el peque de la casa y una mediana para el mayor.

Si nos gustan las masas finitas y crujientes pasamos el rodillo, colocamos los ingredientes que nos apetezcan, echamos un chorrito de aceite y horneamos bien fuerte, a 250 º  durante 10 minutos, hasta que quede crujiente y dorada. 

Si la queremos esponjosa pues pasamos menos el rodillo, bajamos la temperatura, 200º, y aumentamos el tiempo, 20 minutos.


Os dejo un precioso regalo de Gianna Nannini, Meravigliosa creatura, la dulzura de la música y la ternura de la letra seguro que os llega. 

martes, 27 de septiembre de 2011

"Magdas rellenas de choco"

Uhmmmm, que bien sienta un dulcecito después de comer o en la merienda y más si es algo tan sencillo como estas magdalenas. Como véis continúo con el canibalismo pero es que son tan fáciles y es un gusto verlas subir y subir en el horno, y a eso añadimos el poder respirar ese aroma por toda la casa!!!!

                         


Ingredientes:
  • 125 gr. de huevos (aproximadamente son 2 si no medianos)
  • 175 gr. de azúcar
  • 60 ml. de leche
  • 190 gr. de aceite de girasol  
  • 210 gr. de harina floja o de repostería 
  • 5 gr. de levadura química
  • Una pizca de sal
  • Canela en polvo
  • Ralladura de una naranja
  • Ralladura de limón
  • 100 gr. de chocolate de cobertura 

Se baten los huevos y el azúcar, con el accesorio batidor si no podéis morir en el intento, durante 2-3 minutos.

Se mezcla el aceite con la leche  y se incorpora a lo batido anteriormente. Todo en marcha lenta.

Aparte se añade la levadura, la canela y la ralladura de la naranja y de limón a la harina y luego se mezcla con todo lo anterior.

Seguimos batiendo pero más rápido durante 2 ó 3 minutos.


Se tapa la masa con un paño y se deja reposar en la nevera al menos durante 1 hora aunque podéis dejar la masa en el frigo durante 24 horas, sin problema.

Precalentamos el horno, no hace falta que sea a máximo.

Ponemos la masa en una manga pastelera (opción cutre-casera: una bolsa de plástico con un corte en una esquina). Yo tengo un soporte estupendo que impide que las cápsulas de papel se abran, y de este modo quedan unas magdalena bien bonitas. Procedemos a rellenar las cápsulas aproximadamente 1/3 y añadimos una cucharada de postre de chocolate de cobertura, en mi caso Nestlé. El choco lo derretí en el microondas, haciéndolo previamente trocitos, durante 2 minutos, y luego se remueve bien para que se derrita bien. 

Después de echar el choco terminarmos de rellenar las cápsulas de masa, sin pasarnos porque ya sabéis como sube. Recordad 3/4 de la capsula.

Metemos las magdalenas en el horno durante 15 minutos a 170º. 

Depende de vuestros gustos que las dejéis un poquito más, en casa gustan muy poco doraditas, lo justo para que tengan ese sabor tan agradable y estén esponjosas.


Probad a hacerlas veréis que cosa más rica!!!!!








jueves, 8 de septiembre de 2011

"Mermelada de frambuesas treveleñas"

Desesperada por no poder encender el horno, porque con semejante calor cualquiera se anima a hacerlo, y con ganas de hacer algo interesante en mi cocina veo que los planetas se alinean y llega a mi una entrada del blog de Su, webos fritos, de mermelada de mora y me acuerdo de que guardo, como un tesoro, una preciosas frambuesas treveleñas recogidas el verano pasado, y me decido a probar "a ver que sale de todo esto".
       
Ingredientes:
  • 700 gr. de frambuesas
  • 500 gr. de azúcar moreno
  • El zumo de un limón
A la receta le he he hecho algunas modificaciones adaptándola a los gustos de casa, por ejemplo, le he  puesto menos azúcar y le he añadido más zumo de limón, y a mi el resultado me convence, pero "para gustos los colores".

Lavé bien las frambuesas y las dejé escurrir un buen rato, unos 5 minutos, las eché en la olla y añadí el azúcar moreno, y a esperar a que empiece a deshacerse el azúcar y a hervir las frambuesas. Veréis que la frambuesa comienza a soltar su jugo, pues añadid entonces el zumo del limón.

Ahora sen deja hirviendo a calor medio durante 50 minutos, aproximadamente, removiendo de vez en cuando con un utensilio de madera, cuchara, pala o tenedor. 

A mi me han salido estos dos botes que veis, y es una cantidad bastante razonable. Para conservar la mermelada puse los botes al "baño María" (durante 15 minutos). Los dejé enfriar y uno ha ido al frigorífico para empezar a disfrutarla y el otro a  la despensa.

¿Qué hacer con ella? Pues deliciosa con las tostadas de mantequilla, con un buen queso de cabra o con una tarta de queso. 






jueves, 25 de agosto de 2011

"Galletas de almendra"



Esta receta es requetefácil y si os gustan de verdad las galletas pues estas son muy buenas.

Ingredientes:
  • 225 gr. de harina
  • 100 gr. de mantequilla
  • 1 huevo
  • 120 gr. de almendras
  • 75 gr. de azúcar blanca
  • 100 gr. de azúcar moreno
  • Una pizca de sal
  • Una cucharada de postre de levadura en polvo
Derretimos la mantequilla en el microondas o la dejamos a temperatura ambiente y añadimos los dos tipos de azúcar; mezclamos muy bien y añadimos el huevo. Seguimos batiendo, añadimos la sal, la harina, la levadura.

Troceamos las almendras, podemos dejar algunas para decorar, y las echamos en la mezcla.

Ponemos la masa en papel transparente y hacemos la masa un cilindro. Dejamos reposar una hora en el frigorífico o 15-20 minutos en el congelador. 

Precalentamos el horno. Y empezamos a dar forma a las bolitas, que aplastaremos para darles la forma. No las hagáis muy grandes que luego crecen un poquito.

Las colocamos en la bandeja del horno y ponemos el horno a 170º. Las dejamos durante 15 minutos. 

Estad un poco pendientes que no se tuesten demasiado!!!