lunes, 14 de noviembre de 2011

"Muffins de calabaza"


Nunca pensé que hacer unos muffins sería tan sencillo y daría lugar a tantas sonrisas y caras de satisfacción, ¡si lo sé los hago antes!!!

Hacia mucho tiempo que miraba y remiraba las recetas de otros blogs, o libros de cocina y me atraían inevitablemente las ganas de hacer este postre o dulce o lo que sea.

Las posibilidades son infinitas y es algo tan sencillo (sí, es fácil, y aunque hay quien no me crea, solo necesita dedicarle un tiempo, un rato, unos momentos que cambiamos el sofá por la cocina ) y os aseguro que merece la pena. Os pongo a prueba.

Esta receta hubiera sido más adecuada hace unas semanas, para festejar Halloween, pero he llegado un poco tarde, el año próximo andaré más despabilada.

Pero vamos a lo que vamos, a nuestros muffins!!!


Ingredientes:

  • 330 gr. de crema de calabaza
  • 375 gr. de harina
  • 10 gr. de levadura química
  • 1 gr de canela molida
  • 50 ml. de aceite de girasol
  • 100 gr. de azúcar blanco
  • 120 gr. de azúcar moreno
  • Una pizca de slal
  • 3 huevos
  • 75 gr de leche
Preparación

Cocemos la calabaza, yo la puse durante 5 minutos en la olla rápida y después la aplasté con un tenedor. La reservamos hasta que se enfríe.

En un cuenco mezclamos todos los ingredientes sólidos, harina, levadura, canela y sal; las tamizaremos para darle aire a nuestra masa.

En otro recipiente mezclamos el puré, el azúcar, los huevos, la leche y el aceite.


Batimos todos los ingredientes con las varillas de la batidora durante un buen rato para el la masa se aligere.

Preparamos nuestros moldes, ya os enseñé que compré un molde estupendo para que las cápsulas de los muffins no se abran y queden bien bonitos. 

Rellenamos las cápsulas casi hasta arriba porque este postre sube bastante menos.

Habremos precalentado el horno, y colocamos nuestros muffins a 170º durante 20-25 minutos. Es suficiente que les dejemos dorarse un poco.

Os váis a sorprender del sabor, de la contundencia de este postre, de la esponjosidad y veréis que delicia. Cuando estén horneados los dejamos enfriar sobre una rejilla y sin paso de aire.

Probad y disfrutad!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada