viernes, 30 de diciembre de 2011

"Pan de molde casero y FELIZ AÑO NUEVO"



Para mi esta es la mejor forma de acabar el año y de desearos lo mejor para el año próximo. Cuando acabé de hacerlo sentí eso que llamo "orgullo panadero", es una sensación difícil de explicar en la que se mezcla el alegrón que da que tu pan parezca pan y la pregunta siempre presente en el aire ¿como ha podido salir esto de mi horno?

Pues a lo que vamos, es un pan fácil, creedme, porque por ahí anda algún/a incrédulo/a que me dice "sí, tú dices que todo es fácil pero no te creo!!!!" ¡¡¡Seres de poca fe!!! Si yo lo hago lo hacéis todos, pero hay que intentarlo.

La base de este pan es la receta de Richard Bertinet pero he cambiado algunas  cantidades e ingredientes porque me convencían más.

Ingredientes

  • 10 gr. de mantequilla
  • 15 gr. de levadura fresca de panadero
  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 250 gr. de agua
  • 50 gr. de leche
  • 1/2 cucharada de postre de sal
  • 1 cucharada de postre de leche en polvo (opcional)

Elaboración

Primero pesamos y preparamos todos los ingredientes.

Ponemos la harina en un recipiente y deshacemos la levadura, echamos la mantequilla, la sal, la leche (le diluimos la leche en polvo), y el agua poco a poco.

Amasamos con las manos, esta vez con el método de Bertinet, os pongo el enlace de un chico que borda el amasado pero no hace falta ser tan bruto porque yo le he quitado algo de agua para que el amasado sea mas breve.


video


Cuando la masa esté suave la metemos en un recipiente, la tapamos con un paño húmedo y la dejamos en reposo durante 1 hora.

Pasado este tiempo ponemos la masa sobre la encimera y la vamos doblando sobre ella misma para darle fuerza a nuestro pan.

A la vez le vamos dando forma alargada y la introducimos en el molde alargado (previamente untado con mantequilla), yo utilicé uno de 30 cm y salió un pan grande pero se pueden utilizar dos de 20 cm y salen un par de panes perfectos.

Cuando tengamos el pan en el molde tapamos de nuevo y dejamos que la masa fermente durante 1-1,5 horas, según veamos si va doblando su volumen.



Precalentamos el horno a 250º.

Cuando haya reposado la masa pincelamos por encima con leche y lo metemos en el horno a 170º durante 25 minutos.

Desmoldamos, esperamos que se enfríe y podemos empezar a cortarlo sin problemas.

He probado a congelarlo y sigue manteniendo el mismo sabor y aroma.

Esta es la mejor manera que tengo de deciros que os deseo lo mejor para el año próximo, que disfrutéis de las cosas sencillas, que cuidéis a los que tenéis cerca y que luchéis por todo aquello con lo que soñáis.









2 comentarios:

  1. Que buena pinta tiene el pan, te ha quedado excelente, enhorabuena y gracias por enseñarnos esta maravillosa receta.
    Feliz año nuevo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Que pintarraca! Tengo que hacerlo, que tengo los panes muy abandonados. Por cierto, el amasado éste me encanta. Venga a darle porrazos a la masa. Desahoga que da gusto, y la pizza (que es para lo que lo uso) sale estupenda ;-)
    Por cierto, ¿qué tamaño de molde has usado?

    ResponderEliminar