jueves, 6 de octubre de 2011

"Galletas de purpurina o galletas de limón y nuez moscada"

Lo de galletas de purpurina es el nombre que les ha puesto el peque de la casa, aficionado al buen yantar y agradecido como nadie.  El azúcar que les queda por encima le da ese aspecto.

Son muy fáciles de hacer y tienen un toque a limón que las hace un pelín diferentes. De todos modos creo que con estas galletas cierro por un tiempo estas recetas galleteras a no ser que encuentre una receta que me entre por los ojos.



La receta la encontré en el blog de Silvia, yo le he hecho algunos cambios porque me encanta el limón, y le he añadido un poquito de levadura química para que no quedarán demasiado duras y recias.


Ingredientes:

  • 150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gr. de azúcar
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de nuez moscada
  • Ralladura de 1 limón
  • 2 yemas de huevo
  • 250 gr. de harina
  • 1 cucharada de postre de levadura química
  • Azúcar para el rebozado
mezclamos la mantequilla con el azúcar, la mantequilla o bien la dejáis a temperatura ambiente o un rato en la opción de descongelar del microondas.

Agregamos la ralladura de un limón, enterito, la sal, la nuez moscada y una yema de huevo.

Y por último añadimos la harina, mejor tamizada.

Ahora hacemos un rollo de 4 cm de grosor, no más que luego salen enormes, y lo envolvemos en papel transparente.

Dejamos la masa reposar en la nevera, como mínimo 2 horas pero yo lo deje la tarde entera porque las hice por la noche.

Precalentamos el horno a 200º y mientras batimos la otra yema. untamos el rollo en esta yema y después lo rebozaremos en azúcar.

Ahora cortamos el rollo en rodajitas pero y volvemos a rebozar en azúcar.

Colocamos las piezas en la bandeja con el papel de horno, bajamos el horno a 170-180º y las dejamos hornear durante 15 minutos.

Quedan más bonitas si quedan poco tostadas, además rápidamente los bordes adquieren un bonito color dorado. Las dejamos enfriar en la rejilla y a disfrutarlas.

Veréis que aroma tan agradable le queda a toda la casa. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada