viernes, 19 de abril de 2013

Bollitos de azahar




Vergüenza debería de darme estar tanto tiempo fuera de onda pero bendito trabajo y bendita familia que me ocupan todo el tiempo.
Para empezar gracias a todos los que habéis seguido consultando el blog a pesar de no haber actualizaciones. Y ahora a seguir a la carga para ofreceros la cocina sencilla de mi casa.
Tengo en el tintero varias recetas pero vamos a empezar por estos bollitos o brioches de agua de azahar que dejan un regusto exquisito y que con esta primavera van a subir como la espuma.

Ingredientes

500 gr de harina de fuerza
15 gr de levadura fresca
110 gr de azúcar
250 gr de leche entera
50 gr de mantequilla
2 huevos (que sean apañaos)
Una pizca de sal
2 cucharadas de postre de agua de azahar

Preparación

Separamos un poco de leche y la calentamos un poquito para disolver la levadura.

En el recipiente en el que vamos a trabajar nuestra masa echamos la harina, añadimos el azúcar, la mantequilla (que habremos dejado fuera del frigorífico hasta que sea pomada o bien la ponemos 2 minutos en la opción de descongelar del microondas), añadimos el resto de la leche, un huevo (el otro es para pincelar los brioches), el agua de azahar y una pizca de sal. 


Nos va a quedar una masa algo pegagosa pero amasaremos un poco hasta que esté más elástica y homogénea.

Enharinamos un cuenco para dejar reposar la masa. La colocamos ahí y la cubrimos con un paño ligeramente húmedo  con esta temperatura va a subir  en cualquier rincón de la casa pero siempre buscaremos el rincón más cálido. la dejamos reposar una hora y media o dos horas siempre buscando que doble su volumen. 

Pasado este tiempo ponemos la masa sobre la encimera y hacemos porciones. yo hice 8-10 porciones pequeñas que eran los bollitos y luego hice una trenza (hacemos tres tiras de masa, trenzamos y metemos hacia dentro los finales para que quede bien). 

Cuando hayamos dado la forma de bollitos y trenza los colocamos sobre la bandeja de horno y tapamos de nuevo. Dejamos reposar al menos una hora y media, hasta que veamos que doble su volumen o al menos que ha subido bastante. 

Precalentamos el horno a 200º.

Ahora batimos el huevo y pintamos las piezas con ese huevo batido y echamos sobre ellas azúcar mojado (en un cuenco echamos un par de cucharadas grandes de azúcar y unas gotas de agua para que nos que quede una pasta que echaremos encima de los bollos y la trenza).


Bajamos la temperatura del horno a 170º-180º y solo por arriba (siempre va a depender de cuanto conozcáis a vuestro horno). Horneamos alrededor de 12 minutos, procurando que no se queme por arriba. Si vemos que se dora demasiado rápido cubrimos con papel de aluminio.


Se conservan ricos un par de días pero al tercer día se calienta un pelín en el horno microondas y son un gusto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada