viernes, 17 de mayo de 2013

Pasta con salmón fresco y eneldo




Ufff, es tardísimo!!, tengo visita en casa, gente con hambre y que no se conforma con cualquier cosa, no me da tiempo a volverme loca con ninguna exquisitez,...y demás quejas y dificultades. pues "et voilà", esta receta te permite quedar como una reinona (o reinón) y más si en ese almuerzo hay peques. Veréis que fácil y que buena está.

Como siempre repito, porque a cansiiiiina no me gana casi nadie, los buenos ingredientes tienen como resultado riquísimos platos y estómagos satisfechos y felices. Os aseguro que la diferencia entre un producto mediocre y un producto de calidad no es tan grande como se cree y es evidente que mejora nuestros platos en conjunto.


Vamos al lío!!!

Ingredientes

- 400 grs de tallarines o cualquier pasta que os guste
- 3 rodajas de salmón fresco
- 1 cebolla dulce grande
- 1 tetra brik pequeño de nata para cocinar
- Sal
- Pimienta
- Eneldo
- Aceite de oliva virgen extra


Elaboración

Cocemos la pasta, algo extremadamente difícil y lleno de misterio!!!. Mejor con más agua y para mi gusto "al dente".

Comenzamos a hacer el sofrito. Freímos la cebolla hasta que esté transparente. Preparamos el salmón, quitándole la piel y las espinas con un cuchillo y con mucho cuidado, ya sabéis que el salmón es muy traicionero y hay que buscar algunas espinas escondidas. Troceamos este salmón en taquitos, no demasiado pequeños porque se nos desharán al freírlos. Cuando la cebolla esté sofrita añadimos el salmón, sal y pimienta molida. 


Cuando el salmón esté hecho añadimos la nata hasta que espese un poquito.

Ya tenemos nuestro sofrito terminado, ahora montamos el plato.

Servimos los tallarines, vertemos encima una cantidad adecuada del sofrito de salmón y nata y espolvoreamos con eneldo.

Y ahora a disfrutarlo!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada