viernes, 30 de diciembre de 2011

"Pan de molde casero y FELIZ AÑO NUEVO"



Para mi esta es la mejor forma de acabar el año y de desearos lo mejor para el año próximo. Cuando acabé de hacerlo sentí eso que llamo "orgullo panadero", es una sensación difícil de explicar en la que se mezcla el alegrón que da que tu pan parezca pan y la pregunta siempre presente en el aire ¿como ha podido salir esto de mi horno?

Pues a lo que vamos, es un pan fácil, creedme, porque por ahí anda algún/a incrédulo/a que me dice "sí, tú dices que todo es fácil pero no te creo!!!!" ¡¡¡Seres de poca fe!!! Si yo lo hago lo hacéis todos, pero hay que intentarlo.

La base de este pan es la receta de Richard Bertinet pero he cambiado algunas  cantidades e ingredientes porque me convencían más.

Ingredientes

  • 10 gr. de mantequilla
  • 15 gr. de levadura fresca de panadero
  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 250 gr. de agua
  • 50 gr. de leche
  • 1/2 cucharada de postre de sal
  • 1 cucharada de postre de leche en polvo (opcional)

Elaboración

Primero pesamos y preparamos todos los ingredientes.

Ponemos la harina en un recipiente y deshacemos la levadura, echamos la mantequilla, la sal, la leche (le diluimos la leche en polvo), y el agua poco a poco.

Amasamos con las manos, esta vez con el método de Bertinet, os pongo el enlace de un chico que borda el amasado pero no hace falta ser tan bruto porque yo le he quitado algo de agua para que el amasado sea mas breve.


video


Cuando la masa esté suave la metemos en un recipiente, la tapamos con un paño húmedo y la dejamos en reposo durante 1 hora.

Pasado este tiempo ponemos la masa sobre la encimera y la vamos doblando sobre ella misma para darle fuerza a nuestro pan.

A la vez le vamos dando forma alargada y la introducimos en el molde alargado (previamente untado con mantequilla), yo utilicé uno de 30 cm y salió un pan grande pero se pueden utilizar dos de 20 cm y salen un par de panes perfectos.

Cuando tengamos el pan en el molde tapamos de nuevo y dejamos que la masa fermente durante 1-1,5 horas, según veamos si va doblando su volumen.



Precalentamos el horno a 250º.

Cuando haya reposado la masa pincelamos por encima con leche y lo metemos en el horno a 170º durante 25 minutos.

Desmoldamos, esperamos que se enfríe y podemos empezar a cortarlo sin problemas.

He probado a congelarlo y sigue manteniendo el mismo sabor y aroma.

Esta es la mejor manera que tengo de deciros que os deseo lo mejor para el año próximo, que disfrutéis de las cosas sencillas, que cuidéis a los que tenéis cerca y que luchéis por todo aquello con lo que soñáis.









viernes, 23 de diciembre de 2011

"Mantecados y FELIZ NAVIDAD"

Los días pasan como locos y el tiempo sigue su curso a una velocidad que a veces da miedo pero es hermoso recibir de nuevo otra Navidad, sobre todo para poder ver las caritas risueñas e ilusionadas de los pequeños de la casa. En la nuestra se vive con intensidad, no hay preocupación ni obstáculo que nos impida mirar estas fechas desde los ojos limpios y dulces de los niños.

Además para nosotros esta Navidad es aún más especial porque esperamos, como si de nuestro Niño Jesús se tratara, la llegada de nuestra pequeña Lola, mi sobrina. 

Así que esta receta es para darle esa BIENVENIDA a esta pequeña que se acerca.




Ingredientes

  • 250 gr. de manteca de cerdo
  • 120 gr. de azúcar moreno
  • 100 gr. de azúcar blanco
  • 1/2 cucharada de postre de canela
  • 50 gr. de coco rallado
  • 50 gr. de semillas de sésamo tostadas
  • 3 huevos (uno de ellos para pincelar los mantecados antes de meterlos al horno)


Elaboración


Derretimos la manteca para poder trabajar con ella, ya sabéis, en la opcion descongelar y pendientes de que no se caliente, solo que se vuelva manejable.

Batimos 2 huevos y le añadimos el azúcar, añadimos la canela, después la manteca. Y por último tamizamos sobre la mezcla la harina para darle un poquito de aire. 

Veréis que la masa es manejable y se puede trabajar con ella.

La ponemos en un cuenco o bol y la tapamos con papel transparente, y la metemos en el frigorífico para que repose durante 30 minutos.

Cuando haya pasado este tiempo colocamos la masa sobre la encimera y le pasamos el rodillo, dejándole un volumen a la mezcla de 1,5-2 centímetros. 

A mi me han salido menos gruesos pero esto v a gusto vuestro.

Ahora con un cortapastas redondo (yo compré un lote en el que vienen un montón y calculé cual era el tamaño más conveniente), empezamos a recortar nuestros mantecados y a colocarlos en la bandeja del horno al que le habremos puesto papel vegetal.

Batimos el huevo que nos quedaba y pintamos los mantecados de manera generosa. Yo les eché el coco rallado a unos pocos, a otros pocos las semillas de sésamo y otros cuantos los dejé solo con el huevo.

Precalentamos el horno y cuando haya alcanzado la temperatura la bajamos a 180º y metemos las mantecados para que se horneen durante 15 minutos.

Cuando estén terminados los sacamos y los dejamos que se enfríen.

Los podemos envolver el papel de seda si queremos regalarlos a alguien, o directamente colocarlos en una bandeja para que todo el que llegue a casa los disfrute. 

Os deseo una dulces y familiares fiestas, volved a ser niños, con la mirada limpia y llena de ilusión. Recuperad el brillo en los ojos y la emoción en el corazón. Recordad a los que no nos acompañan, por los motivos que sean, y abrazad a los que tenéis cerca. 


Y sobre todo, y lo más importante, no penséis en los kilos de más, jaja!!!!


sábado, 17 de diciembre de 2011

"Galletas de mandarina y limón"


Había prometido que no iba a poner más recetas de galletas pero es que están tan buenas y son tan fáciles que no me he podido resistir a la tentación.


De todas las recetas de galletas de este blog son las más sencillas y agradecidas.

Ingredientes (35 unidades aproximadamente)

  • 125 gr. de mantequilla sin sal
  • 60 gr. de azúcar moreno
  • 50 gr. de azúcar blanca
  • 1 huevo
  • 200 gr. de harina
  • 1 cucharada de postre de levadura química
  • 1 limón
  • 1 mandarina
  • 1 pizca de sal

Elaboración

En primer lugar hacemos pomada la mantequilla (la ponemos un ratito en el microondas en la opción de descongelar, con cuidado de que no se caliente demasiado). Añadimos a la mantequilla el azúcar y cuando esté cremosa añadimos el huevo y seguimos batiendo hasta volver a dar cremosidad a la mezcla.

Mezclamos los ingredientes sólidos, harina, levadura y una pizca de sal. Añadimos a esta mezcla la ralladura del limón y la mandarina.

Ahora añadimos esta mezcla a la mezcla anterior de la mantequilla, azúcar y huevo.

Mezclamos bien y añadimos 2 cucharadas soperas de zumo de mandarina.

Dejamos reposar la mezcla protegida por papel film en el frigorífico durante 30 minutos. 

Precalentamos el horno a 200º y cubrimos la bandeja del horno con papel vegetal.

Empezamos a formar bolitas con la masa que colocaremos en la bandeja y vamos aplastando con los dedos. Veréis que es sencillo y que cuando suban se quedaran todas igual de bonitas.

Las horneamos durante 10-12 minutos a 180º.

Cuando estén horneadas las dejamos enfriar y espolvoreamos azúcar glas, con la ayuda de un colador para que queden mejor.

También hice otra versión chocolateada con los siguientes ingredientes:

  • 125 gr. de mantequilla sin sal
  • 60 gr. de azúcar moreno
  • 50 gr. de azúcar blanca
  • 1 huevo
  • 100 gr. de harina de trigo
  • 60 gr. de harina integral de centeno
  • 40 gr. de cacao puro
  • 1 cucharada de postre de levadura química
  • 1 limón
  • 1 pizca de sal
Como veis he cambiado parte de la harina de trigo por harina integral y por cacao puro entonces salen auténticas galletas de chocolate. 

Estas galletas, tanto unas como otras, son más blandas que otros tipos de galletas.


Probad a hacerlas y contadme que tal.

Besos navideños.