lunes, 27 de junio de 2011

"Doo waps o bollos de pan con gotas de chocolate"

No os podéis imaginar lo buenísimos que están estos bollitos, tiernos, suaves, no demasiado dulces y que saben a pan, ¿dónde está el secreto? ....en la masa madre!!!!!! 



La primera vez que los vi fue porque mi amiga Isabel, entrerecetasymaletas, los hizo, primero me whatsappeó una foto y luego lo colgó en su blog y cuando probé a hacerlos y vi lo buenos que estaban, mi "piratas" se vuelven locos con ellos, pues es una de mis recetas de cabecera.


Ingredientes

- 260 gr leche
- 50 gr. mantequilla
- 1 cucharadita de sal
- 1 cucharada de leche en polvo
- 40 gr. azúcar
- 400 gr. harina de fuerza
- 100 gr. masa madre
- 5 gr. levadura fresca
- 75 gr. gotas de chocolate


Preparación


Preparamos una fuente y vertemos la harina, deshacemos con los manos la levadura fresca, añadimos la masa madre, la mantequilla derretida, la leche y el azúcar, la pizca de sal y la cucharada de leche en polvo (los hace más esponjosos).

Mezclamos bien todos los ingredientes con las manos y amasamos, la masa madre nos ayuda a que no sea necesario demasiado amasado. 

En este punto añadimos las gotas de chocolate, formamos una bola, la colocamos en un recipiente, pulverizamos la masa con un poco de agua y la cubrimos con un paño de algodón. Y ahora dejamos reposar la masa 1 hora y 1/2 para que doble su volumen.



Después del reposo partimos la masa, siempre con cuidado, en 12-15 porciones, formamos una bola y colocamos las piezas en la bandeja del horno (separadas para que no se peguen). Cubrimos con un paño y dejamos fermentar la masa durante 45 minutos.

Precalentamos el horno a 210º y cuando esté preparado bajamos la temperatura a 180-190º e introducimos en el horno los Doo wap durante 15-20 minutos. Dejamos enfriar y a disfrutarlos. 

Estos bollos congelan muy, muy bien y cuando se descongelan de nuevo están igual de buenos.

sábado, 25 de junio de 2011

"Trucha asalmonada en salsa de vino blanco"


Esta es otra receta muy rápida y muy sencilla para los que les gusta el pescado. La trucha no solo es un alimento barato sino que es muy nutritivo y cuando la cocinamos de manera sencilla puede ser perfecta para una dieta baja en calorías, además de aportarnos potasio, fósforo y una buena cantidad de vitaminas y perfecta para problemas de colesterol.
Todos los ingredientes de esta receta suelen estar en nuestras cocina así que manos a la obra.

Ingredientes

- 1 trucha asalmonada
- 3 diente de ajo
- 1/2 vaso de vino blanco
- Harina
- Perejil (si es posible fresco) 
- 1 limón
- Sal
- Aceite de oliva


Preparación 

Lo primero es pedir en la pescaderia que evisceren la trucha pero que le dejen la cabeza. 
Echamos en una sartén un par de cucharadas de aceite de oliva y sofreímos los ajos cortados en rodajas, los dejamos freír solo un poco sin que lleguen a dorarse. Ponemos en la sartén la trucha que se vaya haciendo por cada uno de los lados. Mientras en el medio vaso de vino diluimos la cucharada de harina y se la echamos a la trucha.
Tapamos la sartén y dejamos que se siga haciendo la trucha lentamente, aproximadamente unos 7-10 minutos (le damos la vuelta al menos una vez).

Para servir picamos el perejil y se lo echamos y también el zumo de medio limón.


miércoles, 15 de junio de 2011

"PAN DE VERDAD"


Bueno, cuando digo de verdad es que es casero, sin conservantes, ni mejorantes, ni ninguna de las burradas que le echan ahora a nuestro pan para que sea comestible, y son tan regulares la mayoría de los panes que compramos que solo calentitos estan buenos. Pero líbreme Dios de criticar a nuestros riquísimos panes de pueblo, uno de los últimos que probé fue en Órgiva, en la Alpujarra granadina, y vaya sabor, la miga preciosa y aguantó varios días como debe de hacer un buen pan.



Como doy por hecho que ya tenéis vuestra "masa madre", tenéis la entrada anterior para aprender, os cuento como se hace este pan "con latido", que dice Iban Yarza.

Ingredientes

-  200 gr. de masa madre
-  500 gr. de harina de fuerza
-  5 gr. de levadura fresca
-  330 ml. de agua
-  10 gr. de sal

Preparación 


Si ya tenéis vuestra masa madre lo que tenéis que hacer es multiplicarla como los panes y los peces, la vertéis en un recipiente y le echáis harina y agua, mezclad bien y dejad que crezca (con el calorcito que empieza a hacer en un par de horitas estará llena de burbujas).

Cuando esté lista ya la podéis usar para vuestro pan.

El tema del amasado es un mundo por descubrir, yo he comprobado de verdad que "el reposo amasa" y apenas me paro a amasar, solo un poco para disfrute personal. Este enlace de Richard Bertinet es una opción de amasado más trabajosa pero productiva.

Bueno, seguimos, yo os cuento lo que yo hago, mezclo los ingredientes, pero no echo toda el agua de una vez, por si no hace falta (eso depende de la harina). Amaso, dejo en un recipiente tapado con un paño de algodón y dejo reposar unos 10 minutos, y amaso, tapo y dejo reposar otros 10 minutos, asi unas 3-4 veces.

Cubro con film transparente y dejo reposar la masa toda la noche en el frigorífico. 

Por la mañana, divido la masa en 4-6 partes y doy forma a mis panes. Los coloco en la bandeja del horno, con papel de horno, y los cubro con un paño de algodón, y se deja que fermenten durante 90 minutos.

Se precalienta el horno a 250º y se introduce en él un cuenco con agua para crear vapor en el horno y que nuestro pan tenga corteza.

Pasados los 90 minutos, pasamos al greñado (se hacen al pan los cortes) y se espolvorea harina por encima (este de la foto lleva además semillas de amapola y sésamo).

Se baja la temperatura del horno a 180º y se introduce la bandeja con el pan. Dejamos el pan durante 30 minutos, pero no abrimos el horno, hay que tener paciencia y disfrutar del olor que llena la cocina y el resto de la casa.

Y ahora a disfrutar de ese sabor con cualquier acompañamiento aunque con queso, jamón y un buen vino ese sabor se os va a quedar grabado.

domingo, 12 de junio de 2011

"Masa madre: un miembro más de la familia"

Cuando aparece la necesidad de hacer pan ya no hay camino de regreso. Es una obsesión que te persigue y solo quieres llegar a tener un pan con el que de verdad disfrutar.



Y aunque hablo de pan y lo adoro, sobre todo el casero, aún no había puesto una entrada en condiciones explicando como llegar a disfrutar de un pan decente.


Ante todo es necesario que conozcáis un concepto, que para algunos será familiar, y es "masa madre".


¿Qué es la "masa madre"?


La masa madre es una levadura natural, que se consigue con la fermentación natural de la harina mezclada con agua y la captura de bacterias que hay en el aire. Refrescando o alimentando esta mezcla y manteniendo una temperatura adecuada, obtendremos en cinco-seis días nuestra masa madre líquida para hacer nuestros panes mucho más sabrosos, con una buena corteza, crujiente y tostada, con la miga esponjosa y un aroma estupendo, además de una conservación más prolongada del pan.
Hay diferentes modos de conseguir esa "masa madre", que se convertirá en un miembro más de la familia, pero es tan buena que no da ruido, ni molesta, la dejas en el frigorífico y te olvidas hasta la próxima vez que la vayas a utilizar. Uno de los modos es el que os pongo a continuación y es el que utiliza Iban Yarza, para mi es el más fácil y el resultado es muy bueno.







Cuando ya tenemos nuestra "masa madre" ya podemos utilizarla para hacer nuestro pan.


Espero que os pongáis manos a la obra y lo hagáis y en la próxima entrada os explicaré cómo utilizar esa masa madre.


Y aquí os presento a la mía, a que es guapa?




 

viernes, 10 de junio de 2011

"Papillote de MERLUZA Y VERDURAS FRESCAS"



Otra receta fácil y sencilla para el veranito que se nos acerca y para cuando las ganas de cocinar son escasas, veréis que sencilla y que sabrosa.


El papillote es un método  de cocción que proviene de Francia. Con esta técnica lo que se consigue es que los alimentos se cuezan en su propio jugo y con el vapor que desprenden. El objetivo de utilizarlo es que los alimentos que se cocinan de este modo conserven mejor el aroma, el sabor y los nutrientes y el modo de hacerlo es envolviendo los ingredientes en papel de aluminio o papel de horno, yo utilizo papel de aluminio.

Ingredientes

- 1 merluza fresca (abierta y sin espinas)
- 1 ó 2 cebolla (según el tamaño)
- 1 tomate 
- 2 zanahorias
- Aceite de oliva
- Sal


Preparación


Lo primero es prepararle a nuestra merluza una estupenda "cama", para eso cortamos la cebolla y el tomate (en ruedas) y las zanahorias (en bastoncitos) y lo colocamos sobre un trozo grande de papel de aluminio. Cuando hayamos colocado las verduras les echamos un chorrito de aceite y sal y colocamos encima los filetes de merluza a los que también les echamos aceite y sal. 

Cerramos bien el papel de aluminio.

Precalentamos el horno a 180º y metemos el papillote durante 30 minutos.


Cuando abras el papillote verás que las verduras y la merluza han soltado un riquísimo jugo.

Es una receta sana, rápida y limpia.

miércoles, 8 de junio de 2011

"Nidos de espinacas con revuelto de gulas o más fácil imposible"



Normalmente vamos siempre con prisas, corriendo y sin tiempo para casi nada pero pretendemos que nuestra alimentación sea sana, completa y equilibrada y yo creo que no es incompatible.

Aquí tenéis un plato de esos, con tres ingredientes y sin apenas elaboracion, perfecto para cuando no sabemos que cocinar.

Ingredientes

  • 1 bolsa de nidos de espinacas.
  • 1 paquete de anguriña o gula (según la marca y suelen ser paquetes de 250 gr.)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla o cayena
  • 1 cucharada grande de mantequilla
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación 


El nivel de dificultad es elevadísimo y lo váis a comprobar desde el principio. 

Cocemos la pasta y le echamos al agua la mantequilla y la sal.

Mientras picamos los ajos, los sofreímos y cuando estén le echamos la gula, se le dan un par de vueltas en la sartén y se añade la cayena.

Se añaden a la sartén los nidos de espinacas y se le da una vueltecita a todo.

Os pido disculpas por las fotos pero el tema aún se me resiste, prometo ponerme las pilas y mejorar mis escasos conocimientos fotográficos.

domingo, 5 de junio de 2011

"Mis primeras Magdalenas o canibalismo repostero"



Algo tan básico y tan bueno como unas magdalenas jamás se me había ocurrido hacer pero han llegado a mis manos algunas recetas y no he podido evitar hacerlas, y como estoy rodeada de golosos pues eso lo facilita y motiva todo.

Es cierto que con una receta como esta podrías estar hablando incluso de canibalismo pero es un riesgo que quiero correr.


Algo muy importante agradecer a mi amiga Isa que me regaló unos preciosos papeles para mis primeras magdalenas.

Ingredientes (son de la receta de Xavier Barriga y yo solo he modificado algunas pequeñas cosas):

-  125 gr. de huevos (aproximadamente son 2)
-  175 gr. de azúcar
-  60 ml. de leche
-  190 gr. de aceite de girasol (también puede utilizarse aceite de oliva)
-  210 gr. de harina floja o de repostería..
-  5 gr. de levadura química (Royal)
-  Una pizca de sal
-  Canela en polvo
-  Ralladura de una naranja
-  Trocitos de chocolate

Preparación 


Se baten los huevos y el azúcar (mejor si se utiliza el accesorio batidor).

Se mezcla el aceite con la leche  y se incorpora a lo batido anteriormente. Todo en marcha lenta.

Aparte se añade la levadura, la canela y la ralladura de la naranja a la harina y luego se mezcla con todo lo anterior.

Seguimos batiendo con el accesorio pero más rápido durante 2 ó 3 minutos.

Se tapa la masa con un paño y se deja reposar en la nevera al menos durante 1 hora (se puede dejar sin problema un día entero).

Precalentamos el horno a 250º.

Ponemos la masa en una manga pastelera (opción cutre-casera: una bolsa de plástico con un corte en una esquina) y rellenamos los recipientes de papel de las magdalenas las 3/4 partes de su contenido. Os aconsejo comprar un molde para poner las magdalenas en el horno y que no se abran.

Se hornean a 210º entre 14-16 minutos.

Probad a hacerlas veréis que fáciles y que buenas!!!!

miércoles, 1 de junio de 2011

"Hamburguesas caseras y sanas"


Me encantan las hamburguesas y procuro la mayoría de las veces hacerlas caseras porque me las como con menos remordimiento y más tranquila de que los pequeños comen es de calidad.
Ingredientes

  • 250 gr. de carne picada de cerdo
  • 250 gr. de carne picada de ternera
  • 1/2 cebolla
  • 1 huevo
  • Canela
  • Nuez moscada 
  • Pan rallado
  • Sal

Preparación

Batimos el huevo y añadimos la cebolla muy picada. Añadimos 1/4 de cucharadita de postre de canela molida, una poca nuez moscada (mejor rallada) y sal.

Añadimos la carne y removemos bien. Dejamos reposar en el frigorífico durante un rato (1/2 hora) para que la carne coja el sabor de los ingredientes.

Si vemos que la consistencia es floja pues añadimos un poco de pan rallado, pero sin pasarnos. Y empezamos a formar nuestras hamurguesas con el pan rallado.

La forma ya es al gusto de cada uno. Las que no se vayan a consumir se envuelven en papel de aluminio y al congelador y preparadas para otra ocasión.